Mothers’ Milk Bank Northeast ahora evalúa en español a las donantes de leche materna

las donantes latinas de leche materna

Mothers’ Milk Bank Northeast se enorgullece en anunciar que recientemente lanzamos un programa enfocado en atender a las donantes latinas de leche materna, gracias a un subsidio especial de la Fundación Adobe. Este subsidio nos ayudará a proporcionar materiales en español, así como evaluar a las madres en español y aumentar el nivel de concientización en las comunidades latinas acerca de la leche materna de las donantes.

Dado que somos un banco de leche materna sin fines de lucro, la equidad es uno de nuestros valores fundamentales. Aunque los bebés frágiles siempre tienen derecho a recibir leche materna, independientemente del idioma de sus padres, la educación generalizada y los servicios culturalmente sensibles aumentan el acceso a la leche materna de las donantes.

Nos complace presentar la siguiente entrevista con nuestra nueva colega, Daisy Boada, quien fue contratada como nuestra primera Coordinadora de Admisión de Donantes enfocada en las madres hispanas. Junto con la evaluación en español de las posibles donantes de leche materna, Daisy está visitando hospitales, grupos de lactancia materna, socios comunitarios y conferencias para educar a las madres latinas, así como a sus proveedores de atención médica y familias sobre la donación de leche materna.

Entrevista con Daisy Boada, Coordinadora de Admisión de Donantes de habla hispana

Sybil Sánchez, Coordinadora de Mercadeo y Comunicaciones, se reunió con Daisy para conocer más acerca de sus orígenes y cómo ella está ayudando a desarrollar el alcance en español del banco de leche materna.

¿Cuáles son sus orígenes?

Cuando cursé bachillerato en el Ecuador, estudié química y biología; luego migré a Estados Unidos al final de mi adolescencia. Un tiempo después, entré en el mundo de la banca financiera (¡todavía no al banco de leche materna, así que ha sido un tipo de banco tras otro!) y trabajé allí durante 15 años. El trabajo me quedaba cerca de la casa, lo cual era muy conveniente, ya que me permitía concentrarme en cuidar a mi madre enferma, quien finalmente falleció.

Cuando esto sucedió, fue un buen momento para realizar un cambio, ya que quería un trabajo que satisficiera más mi pasión y se adaptara mejor a mi educación. Primero me convertí en una Hermana de Partos en Boston Medical Center, y luego en Compañera Orientadora de Lactancia, Asistente Clínica en el piso de posparto y en Compañera Orientadora de WIC de medio tiempo. Después de eso, obtuve un empleo como Laboratorista de Leche Materna en Boston Children’s Hospital. [De acuerdo al sitio web de Boston Medical Center, “El Programa de Hermanas de Partos es un innovador servicio multicultural de asistentes de pato (‘doula’) que ofrece a las mujeres un apoyo ‘similar al de una hermana’ durante el embarazo, el parto y el período posparto”.]

¿Cómo es su familia?

Tengo dos hijas, una de 21 años y otra de 16. Ambas fueron prematuras; una nació a las 36 semanas y la otra a las 26 semanas. Las amamanté a ambas, y por eso sé de primera mano lo que significa amamantar a un bebé prematuro.

Afortunadamente, mis hijas son muy saludables el día de hoy. Mi hija mayor acaba de terminar su tercer año en la universidad, donde está estudiando Economía y Finanzas con un enfoque menor en derecho penal. Mi hija de 16 años acaba de terminar el 11° grado y está estudiando para obtener su licencia de piloto de avionetas. También está aplicando para entrar a la universidad.

¿Cómo se enteró acerca del banco de leche materna?

Me enteré de la existencia de Mothers’ Milk Bank Northeast cuando era Orientadora de Lactancia materna, así como orientadora de las madres de bebés prematuros y otras personas. Desde que me convertí en Laboratorista en Children’s Hospital, donde todavía trabajo a medio tiempo, he tenido el privilegio de manipular directamente la leche materna pasteurizada de las donantes del banco de leche, mezclarla con el fortificador de leche humana, y prepararla para su uso en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (Neonatal Intensive Care Unit, NICU).

Cuando se abrió la posiciόn para una Coordinadora de Admisión de Donantes enfocada en madres hispanas, mi colega Karen Sussman-Karten, quien es orientadora de lactancia y miembro de la Junta Asesora Médica del banco de leche materna, me animó a postularme. Comencé en el banco de leche materna en otoño del año pasado.

¿Qué le parece?

Realmente disfruto hacerles el examen de admisión a las madres donantes, y me relaciono especialmente con las que tienen bebés prematuros. Me inspira observar cómo la leche materna interactúa con la medicina y como esta ayuda a los bebés frágiles y necesitados.

Por ejemplo, un día le hice el examen de admisión a una madre que habla español que había tenido un bebé prematuro. Su hija había nacido a las 26 semanas de gestación y estaba extrayendo su leche materna con una bomba. Pude compartir con ella parte de mi experiencia para brindarle apoyo y relacionarme con su propia experiencia. Ella me decía, “¡Oh, entonces todo va a salir bien con mi bebé también!” Le dije que todo sucede un día a la vez; que a veces tenemos altas y a veces tenemos bajas, pero que siempre tenemos que ser positivas.

¿Cuál es su enfoque en cuanto a la divulgación de información?

En particular, me contrataron para trabajar con las comunidades hispanohablantes. Cuando yo era Compañera Orientadora de Lactancia en WIC, muchas madres no sabían realmente nada acerca de la leche materna que se dona. ¡Ni siquiera yo sabía nada al respecto al comienzo de mi recorrido! Es muy importante conocer los beneficios y cómo la leche materna ayuda a los bebés que tienen una salud frágil. Además de hacerles el examen de admisión a las madres donantes, quiero ayudar al banco de leche materna a asistir cada vez a más mujeres, para que entiendan el verdadero valor de la leche materna como una medicina, así como lo seguro y beneficioso que es el banco de leche materna.

La mayoría de las comunidades hispanohablantes aún no son tan receptivas a la leche materna de las donantes. Algunas lo son, pero no todas. Es importante compartir los beneficios con ellas y hacer que lo vean como algo normal. Existen muchas comunidades hispanohablantes, amplias y diversas en nuestra región del noreste. Tan solo en el área más inmediata, existe una gran población inmigrante de Colombia, México y El Salvador; además, de manera más amplia en términos de culturas latinas, también existe una amplia comunidad brasileña de habla portuguesa.

Cuantos más servicios podamos proporcionar que sean cultural y lingüísticamente accesibles, más podremos hacer correr la voz, y eso es lo más importante.

Procurar servir a todas nuestras comunidades

Mothers’ Milk Bank Northeast se complace en expandir nuestros servicios de idiomas y promover el uso de la leche humana como una medicina, de una manera que sea inclusiva y que brinde un acceso más amplio a más comunidades. ¡Bienvenida Daisy, y gracias por unirte a nuestro equipo!

Esté atento a más desarrollos, incluidas las secciones en español en nuestro sitio web.

La evaluación para poder ser donante de leche materna se realiza a través de un proceso muy fácil que consta de solo cuatro pasos. Una vez aceptada para la donación, la leche materna se puede enviar gratis de puerta a puerta, o a través de uno de los depósitos de leche materna de madres donantes que tenemos en todo el noreste.

To read this article in English click here